Especiales

Hockenheim: inolvidable

Hockenheim siempre será recordado como un ícono de la Fórmula 1, un circuito que siempre ponía a prueba al hombre y su máquina abriéndose camino entre las paredes verdes del Bosque Negro alemán, único en todos los aspectos, ¿tendremos la oportunidad de experimentar algo similar otra vez?
Miércoles, Julio 18, 2012

17 de julio 2012 (F1plus / James Parker / Gustavo A Roche) -. Hockenheim, si cierras los ojos y piensas por un segundo, ¿qué ves? Sigo siendo una persona muy sentimental cuando se trata de la Fórmula 1 y el patrimonio que posee en estos últimos 60 años y considero que basado en tal sentimiento, se puede adivinar lo que veo.

Considerado como el circuito alemán "nacional", en muchos aspectos, lo que se percibe en Reino Unido con Silvestone es muy similar con Hockenheim. El poder de la nostalgia es suficiente  para mover 100,000 aficionados, para presenciar una cosa,  un pequeño coche de carreras de Fórmula 1 a toda velocidad.

Los legendarios 6.7 kilometros del circuito de Hockenheim, nos trae recuerdos inolvidables y nos transportan a una realidad rápida y vertiginosa de este deporte moderno. En el mundo de la Fórmula 1 hay ciertas pistas que proporcionan una oportunidad única de ver un coche de Fórmula 1 retando su capacidad máxima. Todo aquel que conoce algo del deporte incluirá en esa lista a  los clásicos de Silverstone, Spa y Monza como ejemplos inmediatos. Sin embargo, no todos incluyen uno de los trazados más emblemáticos de la historia, Hockenheim.
 
Un anfiteatro de la velocidad. Este circuito de 6.7 kilometros de largo ubicado en el Bosque Negro ofreció el cumplimiento de un sueño a los aficionados de la F1 de presenciar la verdadera prueba  del hombre y la máquina en su límite innegable; 3 rectas muy largas conectadas con 3 chicanas más la zona del estadio donde los coches fueron a puestos a prueba en todos los sentidos.
 
Antes de la reducción del ancho de los paneles del alerón delantero de los coches, las velocidad logradas gracias al poderoso V10 alcanzaron los 350kph o más, y esto por 80% del recorrido y través de las paredes verdes que abrazan el circuito. Luego de tal despliegue, llega la complicada zona del estadio donde ver coches patinando debido a la falta de carga aerodinámica parece muy similar a la conducción sobre hielo. Era algo que Juan Pablo Montoya acuñó  brillantemente en una frase: "Con la zona del estadio, la baja carga aerodinámica era como estar en patines en la nieve.”
 
Con los años las pistas se rediseñaron más seguras y más coherentes con la percepción de traer la Fórmula 1 al siglo 21, circuitos como el  A1 ring (Austria) fueron sacados del calendario y los actuales fueron modificados para incluir mayores áreas de derrape. Pero una pista se mantuvo sin cambios ofreciendo esa sensación única de velocidad y el peligro que cada conductor anhelaba, propio de los icónicos trazados de antes. Fue esta reputación, junto con Monza -como uno de los últimos circuitos donde la enorme velocidad plana-  que trajo a Hockenheim un nuevo valor sentimental entre los fans,  visto que ponía a prueba los coches como ningún otro. Apasionante de ver y conducir por igual, ofrecía una variedad única en el calendario de la F1 llevando la herencia y la pasión en comparación con otros circuitos de la época.
 
Por supuesto, con muchos de los circuitos emblemáticos de la F1,  Hockenheim fue también el escenario para las tragedias. En Imola fue el inolvidable Senna, en Spa fue el enorme talento de Stefan Bellof y en Hockenheim, por desgracia significó el fin para el hombre de más talento natural y afable en la Fórmula 1 la historia - Jim Clark.

La escena del accidente de Jim Clark. 

 
En 1968 el circuito fue sede de un evento  de Fórmula 2 en el que Clark asistió, sin embargo su Lotus sufrió un pinchazo en la recta principal causando la pérdida de control y un salto mortal fuera de la pista hacia el bosque y el eventual choque contra un árbol que mató a Clark al instante. Fue uno de los más días tristes en la historia de la F1. En su momento la tragedia del inglés fue llorada por millones de personas. El piloto más rápido en el mundo se había ido, y demasiado pronto.
 
La pista, con todo y sus tragedias, todavía daba la sensación pavorosa de poder a toda velocidad, algo anhelado por todos los pilotos en la parrilla. A principios de 2000 la Fórmula 1 estaba entrando en una fase diferente,  con el dinero de jugando un papel más importante que nunca en el deporte. Las nuevas pistas como Bahréin y Malasia ya habían sido introducidas. Bernie estaba tomando la F1 por un nuevo camino y tenía un hombre que estaba ayudando a lograr este objetivo, Hermann Tilke.  El momento había llegado, y el viejo Hockenheim ya no podía mantener su estatus como la explosión absoluta de velocidad en torno a los bosques y Tilke se prestó a rediseñar el circuito y con ello ofrecer un mejor "espectáculo" para los aficionados.
 
Es difícil asociar los "Tilkedromes" como circuitos donde las carreras son emocionantes y plenas de adelantamientos, sin embargo se podría argumentar que el nuevo diseño logrado en Hockenheim evitó los desastres de Abu Dhabi y Bahrein. En este sentido se ha considerado un éxito, donde las carreras suelen ser entretenidas e interesantes en todos los sentidos de la palabra.
Sin embargo, y a pesar de esta parte positiva, hay que aceptar que algunos de los componentes emblemáticos  desaparecieron  junto con el viejo circuito. El sentido especial de la ocasión y la anticipación de la velocidad máxima y frecuente que todo el mundo buscaba presenciar en un fin de semana el Gran Premio, había sido reducida.
 
Por desgracia, la pista se mantendrá a través de la historia en la imaginación de los fans que tuvieron la oportunidad de presenciar un GP en persona, luego de que parte del trazado antiguo fuera eliminado y reemplazado con árboles. Esto es lo entristece a la comunidad de la F1 que el carácter y el alma del circuito una vez famoso fue reducido a nada más que un agujero en el bosque, un ícono para olvidar y es algo que se perdió con la naturaleza para siempre.
 
Me gustaría cerrar el artículo con la opinión emitida al respecto por parte, Ron Dennis, quien resume el sentimiento en dos líneas:
"No es más Hockenheim. Estos cambios de circuitos nuevos han reducido el corazón de algo que era muy especial, muy emotivo, algo que tenía su propio espíritu. "
 
Con las fases de transición que estamos presenciando con la Fórmula 1 hoy en día, es posible que nunca más veamos un circuito como el viejo Hockenheim otra vez. 
 La arrancada del Gran Premio de Alemania de 2010 en Hockenheim. 

Tus Comentarios

 

Noticias de Formula 1

Lunes, Diciembre 15, 2014

A la segunda va la vencida?

F1plusStore

Tabla de Posiciones de F1

Pilotos
Equipos
1 Lewis Hamilton 384
2 Nico Rosberg 317
3 Daniel Ricciardo 238
4 Valtteri Bottas 186
5 Sebastian Vettel 167
6 Fernando Alonso 159
1 Mercedes 701
2 Red Bull Racing 405
3 Williams F1 320
4 Ferrari 214
5 McLaren 187
6 Sahara Force India 152

Ver tabla de posiciones completa »

F1plusStore

Última Carrera de F1

Abu Dhabi Grand Prix
Yas Island, Yas Marina Circuit
1
Lewis Hamilton
Mercedes
2
Felipe Massa
Williams F1
3
Valtteri Bottas
Williams F1
Vuelta Más Rápida

Daniel Ricciardo
1'44.496s

Pole

Nico Rosberg

Resultados »

Síguenos